Logo Dosaceras - Vertical- 2.png

¿Cómo adaptar tu hogar al teletrabajo?

A día de hoy, muchos de nosotros nos encontramos teletrabajando en casa, y es que esta nueva modalidad, no tan nueva para algunos países, se ha convertido en una realidad muy necesaria.


Esta nueva cultura, que en nuestra opinión ha llegado para quedarse, ha obligado a las grandes organizaciones (y a las no tan grandes también) a afrontar grandes retos de comunicación y de organización interna, pero ¿Debemos trabajar en casa en cualquier sitio?


En dosaceras te damos algunos consejos para montar tu propia oficina en casa sin volverte loco y encontrar ese espacio tranquilo que facilite tu concentración e inspiración.


1. Localiza un espacio, pero ¡No cualquiera!

Estamos seguros de que en casa tienes un rinconcito donde instalar tu office. Piénsalo bien y visualízalo porque será un espacio en el que pases bastante tiempo al día. Hay dos puntos importantes a tener en cuenta a la hora de elegirlo:


Primero, que sea un lugar poco frecuentado y silencioso, ya que queremos trabajar tranquilos y sin interrupciones, y segundo, que tenga una buena iluminación.


Es importante que haya un ambiente bien iluminado para favorecer la concentración, la inspiración y, sobre todo, no causar fatiga visual. Recuerda que en el teletrabajo son frecuentes las reuniones por videollamadas, así que evita el contraluz.


Si tienes en casa un espacio que reúna estos requisitos ¡Lo has encontrado!


2. Muebles ergonómicos.

Ahora que ya has encontrado tu espacio, vamos a adaptarlo para crear justo el ambiente de trabajo que necesitas.


Es importante buscar una silla ergonómica que facilite una buena postura mientras trabajamos. Enviar mails desde el sofá está bien, pero convertirlo en rutina puede causarnos problemas musculares que a la larga nos pasarían factura.


No te olvides de la mesa, ésta debe tener una altura adecuada para favorecer tu buena postura y, además, te recomendamos que disponga de algún cajón o compartimento, ya que esto te ayudará a tener tu espacio ordenado y despejado.



3. Separa tu zona de trabajo.

Muchos de nosotros tendremos poco espacio en casa y tendremos la necesidad de adaptar la estancia para hacer hueco a nuestra pequeña office. Pues bien, te aconsejamos que coloques algún elemento separador de estancias que divida una zona de otra. Esto te hará sentir más cómodo y concentrado.



4. Crea tu propio ambiente.

Qué importante es tener la sensación de querer volver a la oficina ¿Verdad? Somos conscientes de que esto no siempre ocurre, pero si vas a crear la tuya en casa ¿Por qué no conseguirlo?


Si tienes una pared frente a tu escritorio, ésta se puede convertir en tu gran aliada. Coloca baldas donde poder organizar el material de trabajo y tener todo lo que necesitas a mano.

Colocar una planta pequeña encima de tu escritorio te ayudará a crear un espacio acogedor y lleno de paz.

Situar un flexo cerca de tu pantalla puede aportarte el extra de luz que necesitas, lo cual es importante para mantener una correcta iluminación que favorezca tus horas de trabajo.


Por último, ser ordenado siempre es una virtud, y en Dosaceras te animamos a serlo. Recoge tu espacio de trabajo al finalizar tu jornada, esto te ayudará a desconectar del curro una vez hayas acabado.


¿Y tú? ¿Estás teletrabajando? Esperemos que estos consejos pueden serte de mucha utilidad.

0 comentarios