Logo Dosaceras - Vertical- 2.png

¿Cómo de imprescindible es tener una buena iluminación en casa?

Como casi todo lo que hay en casa, la luz es algo muy personal e influye mucho en nuestro estado de ánimo. Utiliza la luz para disfrutar al máximo de tu casa y busca el mayor bienestar posible. Ahora bien, la luz no solo es cuestión de sensaciones: también hay una parte técnica. En nuestro día a día necesitamos luz para leer, luz para trabajar, luz para comer…Un hogar necesita ambientes muy distintos que solo conseguirás haciendo una buena elección en iluminación. Piensa bien cómo aprovechar la luz natural de casa y, por supuesto, asegúrate en tener una buena luz que haga que tu día a día sea mucho más práctico y funcional.


¿Quieres algunos trucos para mejorar la iluminación de casa? Sigue leyendo.


1. Luz para leer y trabajar.

La lámpara de lectura o la que utilizas para trabajar en casa debe ser dirigibles y regulables, tanto en altura como por los lados. Cuanto más flexible sea la lámpara, mejor. Si notas que te sientes incomodo/a al leer es porque posiblemente seas tu el que se está adaptando a la dirección de la luz, cuando deber ser, al contrario. Tienes muchas opciones a la hora de elegir un modelo: lámpara de pared, lámparas de mesa o lámparas de suelo.



2. Luz para cocinar y comer.

En esta ocasión tenemos dos ambientes que requieren una iluminación diferente. A la hora de cocinar es preferible una luz fría para ver bien lo que cocinamos, pero a la hora de disfrutar de la comida que acabamos de preparar, es preferible una luz más suave y cálida, más relajante e ideal para comer y socializar. Si quieres crear un ambiente acogedor en tu mesa de comedor puedes colocar una o dos lámparas de techo a una distancia baja para crear un ambiente cálido, pero ojo asegúrate que tengan una altura suficiente para no deslumbrar.



3. Crea ambientes.

Cuando pienses en iluminar tu casa, piensa en primer lugar en cómo aprovechar la luz natural que entra por las ventanas ¿qué orientación tiene tu casa? ¿Norte o sur? Una vez hayas aprovechado toda la luz natural, piensa en cuanta luz artificial necesitas. Una iluminación ambiental suaviza la luz general de la habitación, da una sensación acogedora y, por supuesto, añade estilo y personalidad al hogar. Con una luz ambiental lo importante no es tanto que haya mucha luz como crear una sensación de bienestar.



4. Nunca olvides el estilo.

La estética es tan importante como la función. Ya hemos hablado de lo importante que es tener una correcta iluminación en nuestro hogar, pero ahora te pedimos que pienses en ella como un simple accesorio. Piensa siempre en tu estilo a la hora de elegir una lámpara, ya que todo el conjunto ayudará a crear una mayor sensación de bienestar en tu hogar. Si no te gusta cómo queda en un sitio ¡Cámbiala! Enchúfala en otro lugar y verás cómo cambia la habitación y el ambiente en general.



0 comentarios