Logo Dosaceras - Vertical- 2.png

“Slow Deco” las claves para ponerlo en práctica de forma sencilla

Párate a pensar: ¿Cómo definirías tu ritmo de vida? La mayoría respondería lo mismo a esta pregunta : estresante, con prisas, con ansiedad, sin tiempo para nada… y es que, hoy en día, el ritmo frenético de la sociedad hace que no disfrutemos de lo verdaderamente importante. Pecamos de no disfrutar del ahora, mientras que éste debería ser nuestra causa principal.


Esta nueva filosofía en decoración gira en torno a la calma y la tranquilidad para que disfrutes de cada uno de los rincones de tu hogar ¡Deja el estrés fuera de casa! El hogar tiene que ser un espacio equilibrado y armónico para relajarnos.


1. Distribución espacial

Si estás planteando reformar tu hogar y quieres sumarte a esta nueva filosofía, crea espacios amplios y en armonía, quitando tabiques y aglomeración de muebles. Consigue espacios despejados que faciliten el recorrido de toda la familia y fomenten la relación y la comunicación entre todos.



2. Colores neutros.

Opta por una paleta de color clara, tanto para pintar las paredes de tu hogar como para decorarlo. Tonalidades de blancos, beiges o tierras fomentan la relajación y la luminosidad.



3. Materiales naturales.

Apuesta por materiales sostenibles como la madera, la piedra o el ladrillo que aportarán un toque cálido a tu hogar.

Otro aspecto a tener en cuenta son los textiles. Elige texturas naturales que favorezcan la calma y el reposo: algodón, lana, yute…



4. Conexión con la naturaleza.

Decora tu hogar con plantas, ya sea en zonas interiores como exteriores. Rodearnos de ellas puede aportarnos innumerables beneficios para la salud: depuran el aire y lo llenan de frescura. Cuidar de ellas puede convertirse en un hobby muy relajante.



0 comentarios