Logo Dosaceras - Vertical- 2.png

Todo sobre el color

Pocas cosas pueden transformar un espacio tan profundamente como el color. La misma combinación de dos o más colores puede ser armoniosa para una persona y estresante o poco equilibrada para otra. Lo que sentimos hacia los colores es muy importante para nuestra vida y nuestro hogar. No hay duda de que la percepción del color es muy personal.


Si no tienes mucha experiencia con los colores ¡No te preocupes!, hay unas cuantas normas que pueden servirte de guía en cuanto a matices y pigmentos, acabados y texturas, qué combinaciones de colores van bien juntos y cuáles no. Por ejemplo, un color claro hace que un espacio pequeño parezca más grande, mientras que un color oscuro hace que la habitación sea más acogedora. Un acabado mate da una sensación más natural y los acabados en brillo reflejan más la luz. Piensa que espacio quieres ¿Oscuro, claro, contrastado o uniforme? ¿Matices cálidos o fríos?


Si estás pensando en renovar los colores de tu hogar en este blog te damos algunas ideas ¡Toma nota!


1. Colores inspirados en la naturaleza.

Texturas y matices del color beige para crear una habitación tranquila y acogedora, todo ello inspirado por la naturaleza. Un suelo brillante que aporta luminosidad al ambiente mientras que las paredes presentan una tonalidad mate para crear profundidad y amplitud. Una paleta beige, añadiendo muebles en madera y tonalidades cálidas.



2. Monocromático.

Utiliza un único color para todo. Pinta las paredes y los muebles utilizando el mismo color. Añade detalles decorativos, como una lámpara, jarrones o cojines siguiendo la misma tonalidad. El efecto es espectacular.



3. Todo al blanco.

Al utilizar distintos tonos de blanco sobre diferentes superficies, el resultado es sobrio, relajante y armónico. Las tonalidades de blancos son infinitas y con una mezcla de éstos se puede hacer que una habitación cobre vida. Cuando te centras en este color, descubres lo importantes que son la luz y la sombra.




4. Colores combinados.

No temas en combinar distintos colores. Los colores contrastados se realzan entre sí y de paso realzan tu hogar. Por ejemplo, los colores complementarios, que son aquellos más alejados el uno del otro en la paleta de colores: el rojo y el verde, el azul y el naranja, y el amarillo y el morado quedan de maravilla juntos.



5. Foco de atención.

Dirige la atención usando un color inesperado de manera inesperada. Destaca el color de una puerta, pinta las escaleras de un color vivo o rompe la tonalidad con un mueble de un color llamativo. En una vivienda suele ser relativamente fácil dirigir la atención a aquello que quieras que destaque.



0 comentarios